Entrevista

Susana Trimarco: "Ustedes, ya van a ver, el chico (Loan) no va a aparecer muerto."

"Cuando veo ahora la situación de Loan se me parte el corazón porque lo mismo que le están haciendo a estos padres, a los padres de Loan, me hicieron a mí. Que aparecía aquí, que aparecía allá; que la mataron, que la enterraron. Y yo, de a poquito, me iba dando cuenta que era toda una mentira", contó la mamá de Marita Verón, desaparecida hace 22 años en Tucumán.

Susana Trimarco, madre de Marita Verón, lleva 22 años buscando a su hija. En su momento, Susana estuvo en nuestra ciudad y en Olavarría buscando a Marita, porque una versión la ubicaba por estos lados, a casi 1500 kilómetros del lugar del secuestro, en Tucumán. Desde allí, y en días donde el país está en vilo, reclamando la aparición con vida de Loan, habló con Radio Tandil.

-Seguramente mucho de lo que ves que está pasando la familia de loan también lo pasaste vos. ¿Es así?

-Sí, así es. Esta gente, esta mafia tan perversa, me hicieron tantas cosas. Busqué por todos lados a mi hija, también por ahí, por Tandil, por Olavarría; al sur de nuestro país, por todos lados. Yo fui del norte al sur buscándola a ella y mientras yo buscaba a mi hija, encontraba otras chicas que estaban en una situación parecida a la forma en la que se habían llevado a mi hija. Así operan estas mafias que se dedican a la trata de personas.

-¿Qué pensás cuando ves lo que pasa con el caso Loan?

-Cuando veo ahora la situación de Loan se me parte el corazón porque lo mismo que le están haciendo a estos padres, a los padres de Loan, me hicieron a mí. Que aparecía aquí, que aparecía allá; que la mataron, que la enterraron. Me hacían hacer excavaciones. Íbamos hacia el sur de la provincia (Tucumán) porque decían que ahí estaba mi hija tirada, drogada en medio de los cañaverales. Me hicieron caminar más de 30 kilómetros en medio de los cañaverales, gritándole, llamándola y era toda una mentira. Al rato me sonaba el celular diciéndome que estaba en el pie del cerro. Nos íbamos al pie del cerro y lo mismo. Pasaba un día o dos días y decían que ya estaba en otro lado. Y yo, de a poquito, me iba dando cuenta que era toda una mentira, porque no podía ser que una persona esté en un lugar y cruce toda la ciudad en un rato.

También me iba dando cuenta de la manipulación que hacía la Policía. Son mafiosos y delincuentes y no son una o dos personas. Es complicidad de la Policía, del Poder Judicial, del Poder Político. Son muchas personas. Una red. Dos personas no pueden hacer desaparecer a una persona en menos que cante un gallo. De eso nos tenemos que dar cuenta. A este niño, por lo que yo veo, y por lo que me acuerdo de tantas chicas que yo encontré, miles en esa situación, a ese niño ya lo venían viendo de hace rato. Para mí esto ya había sido organizado, hicieron un estudio de cómo manejar a la familia, que en qué momento.

-¿Una organización con familiares adentro?

-A esa mujer que es la tía, yo la veo una mujer fría, calculadora, con esa mirada, esa forma que tiene. Yo estaría... Yo lloraba a los gritos, estaba como loca, desesperada. No dormía. Íbamos con mi nieta, que dormía en el asiento trasero del auto, buscando a su madre. Amanecíamos por toda la ciudad buscándola. No se imagina. Y yo a esta mujer la veo así como si nada, calculadora, no sé, como que alguien la preparó para que haga esa trampa y dejen de buscarlo.

-¿Un caso de trata?

-Yo creo que este nene ha sido secuestrado, llevado y desaparecido del lugar. Lo vendieron para la adopción. No creo que haya sido para órganos. Ahí se da mucho que roban niños para venderlos. Lo vemos acá en Tucumán también. ¿Cuántas veces pasaron esas situaciones? Tarde o temprano se va a saber la verdad porque ningún crimen es perfecto. A mí me tranquiliza que ahora está el doctor Burlando, que es una persona inteligente y sabe trabajar. Él también, los primeros tiempos que desapareció mi hija me ofreció para ser el abogado y yo no lo elegí, primero porque estaba como atormentada y, después, porque la verdad es que no confiaba en nadie.

-¿Investigó mucho por su cuenta?

-Mire lo que puede hacer una madre. La investigación y el seguimiento de la causa las hice yo solita. Había un abogado amigo de mi padre que me armaba los escritos y yo firmaba. Armábamos los escritos con todo lo que yo investigaba. Me ponía a estudiar, a ver toda la información. Cuando les secuestraban las agendas y todas esas cosas, yo sacaba fotocopias, llamaba a esos teléfonos, me hacía pasar por proxeneta que quería comprar chicas, y así. Así fui desmoronando a esos basuras y delincuentes que hoy están presos y cumpliendo condenas. Son 32 personas que están presas.

-¿Qué significó para usted el enjuiciamiento y condena de Alperovich (ex gobernador de Tucumán) por el caso de abuso sexual?

-Justicia, me generó Justicia. Son muy poderosos. Yo siempre digo que el narcotráfico, la trata de personas y tantos delitos no se puede realizar sin complicidad. La droga que mata a tantos jóvenes, los quema y los deja en una situación terrible o la trata de personas en donde se viola a las mujeres, se las droga y se las hace tener hijos para después vender los chicos, porque así sucede, venden esas criaturas que nacen en el mismo prostíbulo. Y si algún niño muere, los hacen enterrar ahí mismo. Todas esas cosas he descubierto yo, m' hijo. Entonces, ver que por lo menos hay un poquito de Justicia, da fortaleza, fuerza. Ver que poco o mucho hemos sumado nuestro granito de arena a la sociedad y a la vida. No hay que quedarse con los brazos cruzados porque estamos hablando siempre de vida.

-¿Cómo está la hija de Marita, su nieta, hoy?

-Tiene 25 años, es inteligente, fue abanderada del colegio, así como era mi hija, y ahora se me está por recibir de Antropóloga, está haciendo la tesis ya, en cinco años hizo la carrera, es brillante.

-Qué espera del caso de Loan?

-Yo lo único que deseo que este angelito aparezca, porque es ángel, una criatura. Por esa mamá, su hermano. Desconfío de la tía. Muchas veces en estos casos está involucrada la misma familia, como en el caso de Guadalupe. Bueno, le deseo a la mamá lo mejor, pidiéndole a Dios y a la Virgen que aparezca, que se aclare todo esto. Ustedes, ya van a ver, el chico no va a aparecer muerto. Ese chiquito fue traficado, vendido, porque así lo hacen estos delincuentes.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Avisos clasificados de propiedades

Datos extraidos de   Casas de Hoy  

Subscribite para recibir todas nuestras novedades

  © 2024 Lu22 Radio Tandil | Lu22 Radio Tandil | Maipu 675